miércoles, 29 de octubre de 2008

como enseñar a hacer cuentos















RENACER
U.T. SIBATE. SEM IX. GRUPO III















Un niño de grado tercero le pregunta a su profesora:
¿Profe: porque existen los cuentos, si los cuentos son escritos por los grandes, para los niños?, y ¿Además la mayoría de ellos siempre tienen un final feliz y no uno como el que yo me invente un día en casa y a mamá no le gusto? La profesora inquietada por estas preguntas resolvió aclarar a la clase que era un cuento y como se realizaban, haciéndoles ver que era un cuento entero hacer cuentos.










¿Qué es un cuento?:

Según la definición de 50 niños de distintos colegios que cursan la primaria, un cuento es un “Cuento”, donde para las niñas es donde existen príncipes y princesas, y para los niños monstruos y dragones.
Según la definición encontrada en una enciclopedia, Cuento es: una breve narración de sucesos ficticios y de carácter sencillo, hecha con fines morales o recreativos.











Un cuento es un escrito formado por tres momentos: un inicio: que es donde se presentan los personajes, el lugar donde se desarrolla el mismo y donde se platea la historia. Nudo: es donde se presentan los inconvenientes de los personajes, esta parte está llena de emociones, donde el lector se interesa más sobre lo que esta sucediendo. Desenlace: aquí ocurre algo fantástico, los problemas se resuelven gracias a la ayuda de un personaje sorpresa y así nos acercamos al tan anhelado Final: la mayoría de los finales son llenos de felicidad, de acuerdo a la historia que se haya desarrollado en el cuento, pero si aparecen finales tristes es por que estos cuentos pueden seguir con otra historia y así crear un nuevo final.







¿Cómo hacer cuentos?
En la mayoría de los libros de español encontramos que para hacer cuentos es necesario tener: una hoja en blanco, un lápiz y mucha imaginación. Partiendo de imágenes que el profesor les puede facilitar.





En eso estamos de acuerdo, para hacer cuentos solo hay que tener en cuenta las ganas de querer hacerlo.
Estos concejos son para todos aquellos que quieran enseñar a hacer cuentos sin ser tan martirizadores:
Hay que tener en cuenta algunos pasos específicos para hacer cuentos mientras jugamos, algunos de ellos son muy sencillos.



La lluvia de ideas: Se tiene que elegir el tema de un cuento, el cual puede ser de fantasía o de un relato de alguna anécdota de tu vida, y hasta puedes inspirarte en un relato histórico y cambiar los detalles.
Esta lluvia de ideas puede iniciarse por llenar cinco renglones con las primeras palabras que nos lleguen a la mente al momento de decir una fruta, un color, un objeto, etc.



El escenario y los actores: es donde definiremos donde se desarrollará el cuento en este caso se escoge un lugar y quienes participarán en él, los personajes pueden ser desde uno solo hasta muchos, pueden ser animales o hombres, extraterrestres o simplemente actores de la naturaleza.



La secuencia: Es donde identificaremos el inicio del cuento, del nudo o problema y del desenlace o solución del problema. La secuencia para algunos niños se les dificulta, ya que ellos siempre se sienten presionados por el tiempo. Es aconsejable que al momento de iniciar con la secuencia del cuento les den todo el tiempo y el espacio suficiente para que haya una relectura de cada momento escrito y las suficientes correcciones. De igual forma es en donde los niños ponen en prueba su imaginación con la redacción, así que no hay que apresurarlos y mucho menos presionarlos.



El título: Después de haber creado el cuento, cada uno es libre de poner un título, el cual concuerde con el tema del cuento. Hay que indicarles a los niños que el titulo tiene que dar una pista para poder descifrar de que trata el cuento, pero esta pista tiene que ser a medias, esto quiere decir, llamativo y claro.


UN CUENTO ESCRITO POR UN NIÑO TIENE QUE CUMPLIR LA MISMA MISIÓN DE UN CUENTO ESCRITO POR UN ADULTO. TIENE QUE LLEGAR A SU PUBLICACIÓN.
Alicia Yánez Cossio.

Cuando un niño ha hecho un cuento, se debe suspender toda actividad, el autor lee su cuento a la clase para escuchar los comentarios, lo que mas interesa es saber si el cuento es o no es original, si esta tomado de algún libro o de alguna otra fuente. Se discute si el cuento es interesante o aburrid, si expresa lo que el autor quiso decir, si hay elementos que dificultan la comprensión, si termina bien o tiene un final desatinado.
Los niños son muy aficionados a los llamados “cabos sueltos”, pero a veces es necesario pasarlos por alto para no caer en un purismo que puede hacerles creer que escribir un cuento es tarea difícil.

Con la actividad anterior se lograra que los niños sean críticos ante los escritos de sus compañeros y de igual forma auto-críticos y así en cierta manera salvarlos de la masificación de información manejada en sus entornos.

Los comentarios y las críticas a los trabajos de cada uno deben venir de ellos mismos. Hay que dejarlos que decidan y sobre todo guiarles las opiniones para que no se presenten inconvenientes.

Para completar con la misión, hay que motivar a los niños a que realicen los dibujos de acuerdo a su cuento, esto es de gran valor ya que no solo se dedican a la creación escrita, sino a la creación de imágenes partiendo de sus propias ideas.